image13

Temperamento

 

Probablemente debido a su espléndida belleza, el Golden Retriever lleva muchos años dedicado con éxito a la compañía, si bien es una raza que conserva inalterados sus instintos cinegéticos. Quizá por este motivo, el Golden Retriever triunfa como auxiliar en diversas funciones, por ejemplo, como perro de salvamento o perro guía.

El Golden Retriever es resistente, vigoroso y activo, y está dotado de un olfato excelente, que le permite trabajar tanto en el agua como entre la maleza. Es un rastreador tenaz que cobra muy bien la caza acuática. A ello contribuye que tiene una memoria extraordinaria y que está desprovisto de agresividad.

Precisamente por este motivo, el Golden Retriever no es un perro guardián y apenas ladra, sino que es muy dulce, sensible, tranquilo y equilibrado; vamos, que resulta un compañero muy apreciado, obediente y encantado por complacer a su propietario con muy poco entrenamiento.