image34

Cuidados

Por su carácter cariñoso y su naturaleza activa, el Golden Retriever no soporta la soledad y necesita hacer mucho ejercicio diariamente. Por ello, no se adapta bien a la vida en un apartamento donde esté mucho tiempo solo y sin poder salir. En cambio, lo tolerará perfectamente si su dueño está mucho tiempo en casa y le dedica buenos ratos a hacer ejercicio, que no siempre tienen que ser grandes carreras, sino paseos prolongados que además le entretienen.

Lo mismo pasaría si viviera en un jardín del que no sale y donde está solo. Así que antes de elegir un Golden Retriever se debe valorar si vamos a poder darle el cariño que necesita.

El pelaje del Golden Retriever es largo y denso, por lo que se debe cepillar una o dos veces por semana y rastrillarlo en período de muda. En caso contrario, los nudos están garantizados, lo que no solo repercute en su belleza, sino en la salud de su piel.